Fruta y verduras contra la hipertensión

03

Mantener una presión arterial normal es muy importante porque si ésta se desequilibra puede aumentar el riesgo de varias enfermedades peligrosas, tales como derrames cerebrales, insuficiencia renal y enfermedades cardíacas, pero se ha descubierto que algunas frutas y verduras tienen grandes beneficios en controlar la presión arterial.

La presión arterial alta o hipertensión es a menudo llamada “el asesino silencioso" porque a menudo no muestra ningún síntoma de alarma y las investigaciones muestran que la inclusión en la dieta diaria de frutas y hortalizas puede ayudar a disminuir la presión arterial en su cuerpo.

Aquí les brindamos algunas verduras que pueden disminuir la presión arterial:

  • Remolacha

Una investigación realizada por científicos de Barts en la Escuela de Medicina de Londres y la Universidad Queen Mary muestra que beber jugo de remolacha puede bajar la presión arterial, lo cual se debe a que la remolacha contienen nitratos y éstos son los responsables de este efecto saludable sobre la presión arterial.

El mecanismo es inorgánico ya que los niveles de nitrato en el fruto de remolacha se convierten en gas de óxido nítrico cuando se come y este gas hace que los vasos sanguíneos se relajen o elasticen de modo que la presión arterial disminuye. Sin embargo, este efecto es más evidente en los hombres que en las mujeres.

  • Espinacas

El folato que es soluble y se encuentra en la espinaca y el brócoli puede disminuir la presión arterial, según científicos del Policlínico de Módena, Italia, quienes estudiaron los efectos del ácido fólico sobre la presión arterial en mujeres menopáusicas.

Los científicos publicaron en el European Journal of Clinical Nutrition que; un grupo de prueba que consumió ácido fólico experimento reducciones significativas en la presión arterial, en comparación con otro grupo al que solo se le suministró placebo.

Imagen: flickr


Un comentario

  1.   Kokkes dijo

    Las frutas y verduras han de ser abundantes en nuestra dieta, tanto crudas como ligeramente cocidas, porque la cocción prolongada destruye las esenciales vitaminas. Su aportación de vitamina C, carotenos, hidratos de carbono, fibra ,ácido fólico y sales minerales son imprescindibles para nuestro organismo y no tienen que faltar en una dieta equilibrado

Escribe un comentario