Flores para cocinar

Flores comida

Sois muchos los que pensáis que la cocina con flores está solamente reservada a los chefs y que exige un conocimiento profundo. Sin embargo, la mayoría de las recetas de cocina con flores son muy sencillas de realizar, y son excelentes para sorprender a los invitados. Los platos a base de flores no solamente son bonitos desde un punto de vista estético sino que también despiertan las papilas gustativas. Todo está pensado para el placer de los sentidos. Las flores sólo son comestibles si son Bio.

Conviene olvidarse de aquellas que se cultivan con abonos químicos o con pesticidas. En todo caso conviene tener cuidado porque no todas las flores son comestibles. No os aventuréis a coger cualquier tipo de flor de vuestro jardín e incorporarlas en los platos. Es necesario informarse previamente para evitar una intoxicación.

A menudo se ignora, pero las flores tienen también muchos beneficios medicinales. Esta es la razón por la cual los terapeutas, los homeópatas y los naturópatas recurren a las flores para curar ciertas patologías. Gracias a sus propiedades, las flores son eficaces para curar los desarreglos mentales, emocionales y físicos. Alivian las reglas dolorosas y calman los problemas de digestión como es el caso del regaliz o de la manzanilla.

Por otra parte, el arándano o los rabos de cereza ayudan eficazmente a estimular la circulación sanguínea. La tila, la amapola, o la verbena son perfectas para ayudar a distenderse y recuperar el sueño. Finalmente, ciertas flores, como la guaraná, o el arándano son excelentes para favorecer la eliminación y el drenaje linfáctico. Por lo tanto, se recomienda comer frutas, verduras, y por supuesto no olvidarse de las flores.


Escribe un comentario