Fitness y pérdida de peso, dos conceptos complementarios

Fitness

La verdadera finalidad del fitness es perder peso o por lo menos no ganar kilos de más. La grasa es el enemigo natural de la buena salud y el bienestar. Igualmente, es importante perder peso para la salud y para recuperar una cintura fina de cara al verano, por ejemplo.

Multitud de programas de fitness

El fitness está compuesto de varios métodos que conjugan actividades físicas y regímenes alimenticios estrictos. Existe una multitud de combinaciones posibles entre estos dos compuestos mayores del fitness. De esta forma, se puede tratar del cardio-training, de gimnasia colectiva, o individual, de aeróbic, de refuerzo muscular, etcétera. Cabe destacar que el fitness difiere de la musculación por las cargas de trabajo. El fitness juega más sobre la necesidad de tener un volumen muscular dentro de las normas, mientras que la musculación solicita fuertes cargas para aumentar la masa.

Los regímenes y el fitness

De costumbre, la gente que practica fitness lo conjuga con un régimen alimenticio preciso. En efecto, puede dar mejores resultados habiendo utilizado el fitness con un régimen alimenticio. La finalidad no es exagerar la pérdida de peso, sino hacerlo dentro de un sistema de equilibrio que permite extenderse a largo plazo. El fitness puede estar adecuado a otros regímenes de tipo de desintoxicación o regímenes proteicos.

Hay que destacar que todo régimen posee un revés y por eso en este caso conviene prestar atención al proceso que se debe seguir para no caer en ningún otro tipo de exceso. El riesgo mayor dentro de un régimen no controlado con seguimiento de ejercicios de fitness es la recaída. En este último caso, los ejercicios no habrán servido de nada, al igual que el régimen.


Escribe un comentario