Falta de sueño, niños y problemas de aprendizaje

03

Dormir es una necesidad biológica que tiene una gran implicancia sobre la salud general, pero sobre todo en los niños representa una necesidad básica para su correcto desarrollo psicofísico.

Cuando los niños duermen menos de nueve horas, atraviesan por dificultades en el aprendizaje, al día siguiente en la escuela, según lo definió un estudio que involucró a 142 estudiantes de primaria, donde se evaluó el número de horas de sueño con su desempeño académico.

Los niños de entre seis y siete años cuando sufren privación de sueño tienden a disminuir se capacidad de razonamiento para las matemáticas, comenten más errores de ortografía, su memoria y capacidad de aprendizaje se ven afectadas, así como también se les hace más difícil comunicarse.

El estudio también reveló que en la actualidad los padres les permiten usar computadoras y televisores en sus cuartos, siendo éstos dispositivos factores directos que afectan o reducen el sueño.

La mayoría de los niños por lo tanto duermen menos de lo recomendado, viéndose afectados en su capacidad intelectual y ésta situación no puede solucionarse de otra forma, más que con el retorno a sus nueve horas de descanso.

En la actualidad existe una gran preocupación con respecto a los niños y el hábito de mirar televisión, jugar juegos de computadora o video, alterando sus patrones normales de descanso cada noche“, dijeron los especialistas.

Como resultado los padres deben tener muy claro que el mal hábito de acostarse tarde por la noche, afecta al rendimiento de un niño en las tareas cotidianas y les hace difícil encontrar soluciones a cuestiones complejas, por ello los especialistas recomiendan que los niños deben dormir entre nueve y 11 horas, cuando los adultos solo requieren entre 6,5 a 8,5 horas de sueño.


Escribe un comentario