Falsas ideas recibidas sobre las terapias

Terapia

Normalmente todo el mundo tiene ideas equivocadas, rara vez puestas en cuestión, y que impiden el cambio deseado. La pregunta es la siguiente: ¿cómo os actuáis para hacerle frente a esta situación que decís que os causa algún tipo de problema?

Las respuestas son variadas, por supuesto, pero la mayoría de las veces se trata de hacer un esfuerzo para conteneros, para soportar, aguantar la tormenta, poner buena cara, creer que estáis a la altura, y haceros la fuerte para no derrumbaros.

Todas estas “soluciones” son una manera de hacer que el estrés se acumule y os ahogue, os haga insensibles al sufrimiento y al gusto por la vida.

Por supuesto, al igual que todo el mundo durante su proceso educacional, habéis aprendido a reaccionar de esta manera, pero es el momento, teniendo en cuenta la vida relacional y social, experimentar durante estos tiempos de encuentro, nuevas vías que os liberen de las dificultades que os imponéis a vosotras mismas y de daros cuenta que saldréis vivas y mucho más que eso.

El masaje del bienestar está abierto a todo el mundo, y no es necesario estar estresadas o sentirse mal para vivir la experiencia de un masaje del bienestar. Algunas personas experimentan después de un masaje que sobre todo se trata de un tiempo de encuentro con uno mismo. Es decir que la sensación de conectar con lo que uno es, es importante.

El masaje del bienestar es unificador, envolvente y por supuesto distiende. Pero sobretodo, nos invita a soltar las amarras poco a poco, y eso es una sensación de alivio importante, puesto que no se tiene que controlar mentalmente un cuerpo que se encuentra solo, tumbado sobre una camilla. También es la posibilidad de acceder a un sentimiento oceánico, volver a encontrarse con uno mismo, conectado con el entorno y con el medio que es mucho más vasto de lo que pensábamos.

¿Qué es lo que queremos contener, además de nuestra grandeza de alma y de nuestra belleza interior? Las emociones que no han podido vivirse, y de las que pensáis que siguen sin poder vivirse. Poco a poco, se hace la experiencia de que la vida se puede vivir con mayor facilidad, cuando habéis dejado expresarse lo que busca a expresarse de uno mismo.

Lo que os retiene son las ideas de que el mundo va a hundirse o que dejarán de quereros si expresáis esas emociones. Y estas ideas crean tensiones. Todo lo que se necesita es un poco de seguridad, un poco de confianza y de alguien que os acompañe en esta expresión. En realidad sale sola, mientras que no haya nada que se lo impida.


Categorías

Enfermedades

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario