Existen muchas razones para incluir el kiwi en la dieta

Kiwi

Incluir el kiwi en la dieta es una sabia decisión para aquellas personas que sufren de un tránsito intestinal lento y de estreñimiento ocasional. La gran presencia de fibra que hay en esta fruta puede ayudar a ir al baño de manera regular, es decir, una vez al día.

Asimismo, su aporte de potasio ayuda a las personas a recuperarse del esfuerzo físico tanto de una actividad determinada como del desgaste que representa una dura y larga jornada de trabajo.

Naturalmente, las propiedades del kiwi no terminan ahí, sino que esta fruta también representa otros interesantes beneficios para la salud; de lo contrario no contaría con tanto prestigio entre los nutricionistas.

Además de fibra y potasio, el kiwi también aporta ácido fólico y vitamina C. El primer nutriente ayuda a las embarazadas en el desarrollo del feto, así como a la correcta formación de las células, mientras que la vitamina C, como ya sabrás, refuerza las defensas, mantienen la piel en buen estado y aumenta la vitalidad.

Por otro lado, el kiwi es bajo en calorías, lo que lo convierte en una fruta ideal para las personas que desean perder peso. En definitiva, una fruta realmente completa que todo el mundo haría bien en incluir en su dieta para disfrutar de sus incomparables beneficios para la salud.


Escribe un comentario