Mantén tu piel suave con un exfoliante natural

Piel cuidada

Devuelve a tu piel la suavidad del verano con un exfoliante natural

El agua del mar es un exfoliante natural que mantiene la piel suave y con un brillo natural durante los meses de verano, pero ¿qué sucede cuando bajan las temperaturas? ¿Debemos renunciar a las beneficiosas propiedades de la sal marina?

Si deseas que tu piel no pierda la agradable textura que te ha costado todo el verano alcanzar, puedes echar mano de productos para la piel fabricados a base de sal marina o, si tienes algún tiempo libre, prepararte tu propio exfoliante casero.

Todo lo que necesitas es sal marina, una taza de bicarbonato de sodio, glicerina vegetal y seis o siete gotas de aceite esencial. El procedimiento es sencillo: todo lo que tienes que hacer es mezclar todos los ingredientes en un recipiente hondo.

Una vez preparado el exfoliante, recuerda aplicarlo con masajes circulares desde los pies hasta el torso, evitando siempre cara y cuello, ya que son partes delicadas en las que la exfolación debe llevarse a cabo con otro tipo de productos.

Una vez aplicado el exfoliante natural, no lo retires inmediatamente, ya que para que la piel lo absorba completamente hacen falta entre 10 y 20 minutos. Una vez transcurrido este tiempo, y tras enjuagarte, podrás comprobar cómo la piel de tus piernas y brazos luce más brillante y suave que antes, una sensación que irá en aumento con cada nueva aplicación.

Más información – Consejos saludables para una piel suave

Foto – Kora Organics


Escribe un comentario