Evitar el aumento de peso durante los meses de invierno

 Invierno

Cuando hace frío, el desgaste calórico aumenta, y esto porque vuestro sistema de termorregulación se activa con el fin de mantener la temperatura del cuerpo.

Esta es la teoría, y era verdad cuando las casas se calentaban con una chimenea y uno se activaba fueran en medio del frío, cortando la madera necesaria para alimentar esa fuente de calor. Entonces se quemaba mayor cantidad de calorías.

Eso hoy en día esto ya no es verdad. El sistema de termorregulación funciona al ralentí, porque hay calefacción por todos lados, incluido en los coches.

Además, justamente porque hace frío, tenemos la mala costumbre de no salir en bicicleta a la calle, ir renunciar a las sesiones de footing. La idea de desnudarnos o de quitarnos la ropa nos da pavor, por lo tanto eliminamos del programa la costumbre de ir a la piscina o al gimnasio.

En invierno, cualquier ocasión es buena para renunciar a ponerse en activo por culpa del frío. Hemos descubierto que el sofá es el lugar favorito de la casa para pasar el invierno. Resultado: os movéis mucho menos, y la termorregulación de vuestro organismo es normal. Consecuencia: vuestro desgaste calórico se ve disminuido cuando hace frío. No hay ninguna razón, sino todo lo contrario, para comer más.

Más información – Alimentación y vitaminas en invierno


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario