Evita comer compulsivamente

Cupcake

Un estudio realizado por la revista científica Journal of Obesity reveló que los comedores compulsivos que recurren a la comida como consecuencia de una emoción negativa, pierden menos peso y es más probable que lo recuperen a corto plazo que aquellos que comen por otras razones.

Así que si tus problemas con el aumento de peso tienen que ver más con eventos como unas largas vacaciones o celebraciones de fiestas, es factible que logres bajar peso más rápidamente y que te mantengas en tu peso ideal de manera más fácil.

Pero si usualmente comes como reacción a un sentimiento de enojo, aburrición o soledad, es posible que tu avance sea más lento y que recaigas en patrones antiguos cada cierto tiempo cuando alguna de estas emociones vuelva a aflorar.

Por esto te recomendamos que sustituyas definitivamente la actividad de comer por otras actividades más sanas tanto física como emocionalmente. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

  • Si te sientes ENOJADO…

No comas en exceso, mejor busca alguna actividad física como hacer kick boxing con lo cual podrás liberar endorfinas que te harán sentir mejor automáticamente y sin haber ganado una sola caloría, al contrario, habrás contribuido a tonificar tu cuerpo.

  • Si te sientes ABURRIDO…

No comas únicamente para mantenerte ocupado, realiza una actividad minuciosa como hacerte manicure o realizar alguna manualidad; enfócate a algún pasatiempo como leer un libro o aprender algo nuevo.

  • Si te sientes SOLITARIO…

No busques consuelo en tu comida favorita, mejor háblale a tu mejor amigo o proponte como voluntario en alguna actividad lo que te dará la oportunidad de sentirte útil y acompañado.

Sigue estos consejos o busca las opciones que mejor te convengan, pero trata de no reaccionar automáticamente a la misma emoción de la misma manera una y otra vez.

Fuente: Revista Weight Watchers

Imagen: freephotos


Escribe un comentario