Estres, miedo y sudor

01

El sudor es normalmente un líquido incoloro, sin embargo en algunas personas puede mezclarse con sangre cuando se atraviesa por un situación de extremo miedo, como puede ser un gran susto, pudiendo ser ese estrés excesivo el detonante de ésta condición que en medicina recibe el nombre de “hematidrosis”, la cual en ciertas condiciones puede tener su origen en otra enfermedad o presión arterial alta.

Expertos forenses de Nueva York plantean que la hematidrosis es un efecto secundario relacionado a una extrema de lucha interna, que en la mayoría de los casos ocurre cuando existen experiencias de estrés o ansiedad extrema, lo cual puede traducirse en un gran temor o miedo muy profundo.

La ansiedad y el miedo pueden llegar a ser tan fuertes que internamente causan la rotura de los diminutos vasos sanguíneos que irrigan el glándulas sudoríparas, ya que durante el estado de estrés la gente en general suda más.

La sudoración con sangre es común en personas muy asustadizas pero aún los casos son muy raros, sin embargo esta condición también se asocia con otras enfermedades como la hemocromatosis una condición de peligro donde el hierro se acumula patológicamente y hace que una persona sea vulnerable a hematidrosis.

Además, también existe otra teoría que dice que la ansiedad extrema o el miedo experimentado por una persona causa la liberación de una sustancia química capaz de romper los capilares localizados en las glándulas sudoríparas, mezclando el sudor con la sangre.

Algunos casos asociados con hematidrosis ocurrieron cuando una persona experimenta gran temor por ejemplo antes de una ejecución, así como también se han dado casos con el miedo relacionado a las tormentas durante la navegación.

Imagen: Flickr

Fuente: C.Daily


Escribe un comentario