Estrategias para comer fuera

Comer fuera

Comer en un restaurante, ir a una reunión de amigos o ser invitado a una fiesta especial puede arruinar nuestros esfuerzos para bajar de peso. No obstante, si se abordan estas situaciones de manera inteligente no sólo conseguirás mantenerte en el buen camino, sino que también disfrutarás de la comida disponible.

Para lograr esto, incorpora alguno de los siguientes 5 consejos durante tu salida para disfrutar sin culpas:

Come algo antes de salir de casa.- Ingiere algo ligero como una fruta, una barra energética o un yogur para que no llegues con el estómago vacío; de esta forma evitarás caer en la tentación de comer pan con mantequilla al llegar al lugar.

Bebe muchos líquidos.- Pide agua simple, agua mineral o un refresco de dieta y comienza a beber para crear una sensación de saciedad; evita bebidas alcohólicas o muy dulces o, si eliges pedir cerveza o vino, limita su consumo a sólo una copa.

Lee entre líneas.- Aprende a decodificar el menú y evita platillos que contengan las siguientes palabras: crujiente, empanizado, con crema, frito, gratinado, holandés o parmesano. Esto te ahorrará muchas calorías y gramos de grasa.

Elige con inteligencia.- Piensa de antemano en qué deseas invertir más calorías; puede ser en el platillo principal, en el postre o incluso en la bebida. Una vez elegido esto, modérate en el resto de los platos para disfrutar sin culpa de tu elección.

Para llevar.- Las porciones de los restaurantes o de las fiestas por lo general son mayores de lo estándar, así que antes de comenzar puedes dividir tu plato en 2 y pedir al mesero que te ponga para llevar la mitad del plato. De esta forma comerás lo suficiente y aún tendrás comida para la cena o para compartirla con alguien en tu casa.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: freephotos


Escribe un comentario