Estrategias contra la hipertensión arterial

Estrategias contra la hipertensión arterial

En este caso vamos a desarrollar y profundizar las estrategias saludables contra la hipertensión arterial que vimos esquemáticamente en Hábitos saludables contra la hipertensión arterial.

  • Disminuir el consumo de sal en las comidas

El sodio (NaCl) que contiene la sal es el responsable del aumento de la presión arterial.
Los alimentos en estado natural contienen sodio, pero el exceso proviene del añadido por la industria a los alimentos procesados y el agregado en el hogar como sal de mesa.
Como primera medida de control de la hipertensión arterial, el aporte diario de sodio no debe superar los 6 gramos de sal. Esto puede lograrse evitando la sal agregada a los alimentos, y no consumiendo productos industrializados con alto contenido de sal en su elaboración.
Por ejemplo: un plan de alimentación natural y balanceada, con alimentos no procesados y cocinados sin sal, aporta unos 2 gramos de sal por día.

  • Bajar de peso

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para la hipertensión arterial. Muchas veces bajar de 5 a 7 kilos puede ser suficiente para alcanzar el peso normal de acuerdo con la edad y la talla.

  • Cambiar la dieta

Contribuye a disminuir la presión arterial en los hipertensos y la previene en quienes tengan su presión normal tendiente a alta.
Es importante dividir al menos en 3 tiempos las comidas: desayuno, almuerzo y cena.
Se recomienda llevar una dieta:

  • Rica en frutas y verduras.
  • Pobre en grasas totales, grasas saturadas y colesterol.
  • Incluir: lácteos descremados y carnes magras; leguminosas y cereales integrales, usar aceites vegetales, sobretodo el de oliva; y consumir regularmente pescado.

Esto asegura el aporte suficiente de: potasio, fibra, magnesio y calcio. Estos nutrientes son necesarios para evitar la hipertensión arterial.

  • Beber alcohol con moderación

Se recomienda no tomar más de una medida diaria de alcohol. En el caso de las mujeres y las personas delgadas, se podrá beber la mitad de esa medida.

  • Realizar ejercicio físico

Se recomienda realizar de 30 a 45 minutos de ejercicio moderado diario. Las personas sedentarias tienen un riesgo mayor de desarrollar hipertensión arterial.

  • No fumar

El tabaco produce una elevación significativa de la presión arterial, además de otras afecciones de la salud.

Fuente | Nutriguía para Todos


Escribe un comentario