La importancia de los estiramientos antes del ejercicio

Estiramientos

A todos nos gusta estar en forma y mantener a raya el sobrepeso. Ayer, sin ir más lejos, hablábamos de una forma sencilla y divertida de lograrlo: las caminatas en grupo. Esta, como todas las actividades físicas, requiere que se realicen estiramientos antes de comenzar.

El objetivo de los estiramientos no es otro que evitar posibles lesiones durante el esfuerzo que supone cualquier tipo de actividad física, por muy poco exigente que esta sea. Y desde ese punto de vista, se antojan como una fase indispensable del ejercicio.

Los estiramientos varían dependiendo de la actividad física que vayamos a realizar. De este modo, si vamos a ejercitar los brazos (levantando pesas, por ejemplo), focalizaremos el grueso de los ejercicios en ellos, asegurándonos de que quedan a punto para lo que viene después.

Y si lo que vamos a hacer es dar una larga caminata a un buen ritmo –eficaz método para perder peso que destacábamos ayer como la mejor alternativa para aquellos a los que no les gustan los gimnasios–, prestaremos especial atención a las piernas durante la fase de estiramientos, elongando concienzudamente todos los músculos que intervendrán posteriormente en la caminata.

Los estiramientos siempre se llevan a cabo antes de comenzar con la actividad física programada, aunque también pueden repetirse una vez finalizada la misma, para favorecer la irrigación sanguínea después del esfuerzo. Su duración debe ser de entre 5 y 15 minutos.


Escribe un comentario