Espirulina, el alga de los deportistas

Espirulina

La espirulina está compuesta por un 65% de proteínas y una fuerte concentración de hierro. Contiene además ácido gama linolénico, betacaroteno, fenilalanina, tiamina, riboflavina, magnesio, fósforo, calcio, potasio y vitaminas del grupo B.

Estas proteínas son de excelente calidad puesto que contienen todos los aminoácidos esenciales. Los aminoácidos esenciales son las unidades estructurales de base de las proteínas; son indispensables para el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Las vitaminas cubren una gran parte de las necesidades nutricionales cotidianas.

Minerales y oligoelementos como el hierro, el magnesio, manganeso, fósforo, selenio, cinc, cobre permiten evitar las carencias nutricionales. Las enzimas como la clorofila, el betacaroteno, los carotenoides son potentes antioxidantes que combaten activamente los radicales libres, responsables del envejecimiento de las células y que se acumulan abundantemente durante un esfuerzo físico intenso.

La espirulina puede tomarse con zumo de frutas para facilitar la asimilación de ciertos componentes, concretamente el hierro. También se puede mezclar con yogur. Algunos la utilizan como saciante, porque forma parte de los alimentos con alta densidad nutricional, como el germen de trigo, la levadura de cerveza, la soja, los frutos secos, el hígado o los huevos. Por lo tanto, se puede incluir en los alimentos que se deben comer para adelgazar.

Más información – Adelgazar con la bebida natural de aloe vera


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario