Entre habitos saludables y alimentos poco saludables

natural-food

La próxima vez que usted anhele alimentos poco saludables, de tomar como habito comenzar comiendo algo saludable o beber un poco de agua, ya que la diferencia principal entre un deseo emocional y el hambre real es el estado de ánimo.

Controlar el estado de ánimo y elegir una dieta saludable, se traducirá en una reducción muy pronunciada de sus antojos hacia los alimentos poco saludables, por ello conocer técnicas dietéticas para lograrlo es muy importante, por sobre todo incorporarlas como un hábito, pero saludable.

El primer paso es incluir todos los nutrientes en su dieta, ya que una dieta saludable se traduce en variedad y alimentos naturales, alejando todo lo procesado o refinado, ya que este tipo de alimentos son los que reciben el nombre de comida chatarra y son motivo de enfermedades, comenzando por la obesidad. Los alimentos negativos para la salud son lo elaborados a partir de azucares refinados, harinas blancas, grasas saturadas y grasas trans.

El consumo de frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y carnes blancas, principalmente pescados de aguas frías como el salmón, atún, caballa, etc., son considerados los alimentos más saludables y que no deben faltar en ninguna dieta que se precie de natural o saludable.

Las comidas rápidas son estimuladoras de antojos, ya que esa es su principal meta, generar una necesidad constante de ellas, meta que logran alcanzar por su combinación de grasas, sal y azucares refinados, además de saborizantes químicos, un conjunto de calorías vacías que solo perjudican a la salud general, incrementando los niveles de colesterol malo o LDL, con las consecuencias sobre la salud bien conocidas, problemas cardiacos, hipertensión, derrame cerebral, etc.

Además de identificar los alimentos insalubres y conocer los que brindan beneficios a la salud, debe incorporar hábitos saludables a nuestra vida, como beber el agua suficiente para que el organismo cumpla con todas sus funciones correctamente, siendo lo recomendable 8 vasos al día (2 litros). Incorporar un rutina diaria de ejercicios, como mínimo media hora al día, como caminatas después de las comidas, así como ejercicios respiratorios, siendo los orientales los más recomendados, yoga, chi gong, tai chi.

Imagen: kawanet Flickr


Escribe un comentario