Entre el deseo y la adiccion a la comida

Papas fritas

La diferencia entre el deseo y la adicción a la comida es un tema debatible, así por ejemplo los psicólogos plantean que nuestra ansia por comida aceitosa puede estar vinculada a la prehistoria, donde las grasas eran cruciales para la supervivencia en condiciones adversas, mientras que los neuro-científicos revelan que los alimentos grasos producen el mismo producto químico a nivel cerebral encontrado en la marihuana, por lo cual nos hacen adictos.

Pero la investigación también revela que anhelamos este tipo de alimentos cuando nuestro cuerpo carece de ciertas vitaminas y minerales.

En los alimentos salados, el calcio y el sodio no tienen nada en común, pero están relacionados entre sí cuando se trata de patrones de necesidad imperiosa, ya que si sus niveles de calcio están bajos se sienten deseos de comer patatas fritas. Este enlace bastante extraño pero surge del hecho de que el sodio ayuda a aumentar los niveles de calcio en el organismo, aunque sea temporalmente, situación que se trata de una dependencia poco saludable y requiere atención, teniendo en cuenta que estos alimentos pueden conducir a la presión arterial alta.

En cuanto a los alimentos dulces, sentimos necesidad de ellos cuando nos sentimos cansados o con poca energía, esto se debe a que el azúcar es lo que nuestro sistema requiere, para aumentar los niveles de glucosa en sangre, ya que esta sustancia provee de energía al organismo para llevar a cabo sus actividades. De ahí el deseo.

Ahora también debemos tener en cuenta que el deseo por azúcar refinado o productos que lo contienen en grandes cantidades pueden conducir a la diabetes a diferencia de las frutas ricas en carbohidratos complejos y alimentos sanos, que solo contienen el tipo correcto de azúcares y la cantidad adecuada para reponer disminución de los niveles de azúcar en sangre.


Escribe un comentario