Embarazo y vida sana

 Mujer embarazada

Vivir un embarazo y llevar una vida sana son dos realidades que deben ir de la mano durante los meses de gestación de la mujer. La mayoría de los abortos espontáneos se producen al comienzo del embarazo, a lo largo de las tres primeras semanas siguientes al momento de la concepción. Se trata de un fenómeno que es frecuente (entre el 31% y el 89% de todas las concepciones) pero que suele pasar desapercibido.

Los especialistas de la evolución consideran los abortos espontáneos como un medio natural para eliminar los embriones defectuosos, mal formados o embarazos iniciados en condiciones muy complicadas.

Las patologías y la incompatibilidad inmunológica permiten explicar ciertos abortos espontáneos, pero no la totalidad. Por eso se establece la hipótesis del estrés materno. Estos han sido estudiados recientemente por un equipo de investigadores que han seguido durante un año a unas sesenta mujeres que ya habían dado a luz a un niño, y querían volver a quedarse encinta.

Durante este período, 22 embarazos fueron registrados, de los cuales 9 llegaron a buen término, y 13 fueron abortos espontáneos prematuros (entre 13 y 47 días después de la ovulación).

La orina materna fue estudiada, y los investigadores examinaron la asociación entre abortos espontáneos y tasa de cortisol urinaria de la madre durante las tres primeras semanas que siguieron a la concepción. Recordemos que el cortisol es un excelente marcador biológico del estrés, también llamado “hormona del estrés”.

En conclusión, el estrés juega un papel importante al inicio del embarazo, aumentando el riesgo de provocar un aborto espontáneo. Es fundamental proteger a las mujeres que desean quedarse en estado, antes, durante y después de la concepción.

Más información – Nutrición del embarazo, mitos y realidades


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario