Embarazo; nauseas y antojos

55

Existen dos inconvenientes característicos del embarazo, uno es cuando se atraviesa por la falta de apetito durante el embarazo y el otro son los populares antojos que inducen al aumento de peso, lo cual puede traer aparejado problemas de salud para la madre su bebé.

La primera situación suele manifestarse durante los primeros tres meses del embarazo y atribuírsele a la llamada enfermedad de la mañana o nauseas matutinas, que reducen el apetito al generar una mayor sensibilidad a los alimentos que por lo general puedan causar daño al feto, tales como carnes, lácteos, pescado, huevos y bebidas que contengan alcohol y cafeína.

-Nauseas

Las náuseas del embarazo generalmente finalizan aproximadamente en la semana 12, pero a su vez da paso a los famosos antojos que comenzarían en el segundo trimestre, sin embargo no todas las mujeres atraviesan por este tipo de ansiedades aisladas o permanentes dependiendo de cada caso individual.

La pérdida natural del apetito durante el embarazo también es común en el último trimestre, por el propio crecimiento del feto que va llegando a su fin, y suele presionar los órganos digestivos, momento en el cual también hace su aparición el reflujo ácido y la acidez, así como el estreñimiento característico del embarazo.

Las recomendaciones saludables para sobrellevar tanto el comienzo del embarazo y sus nauseas como su finalización son; tomar comidas pequeñas durante el día y por supuesto nutritivas, con mucha fibra así como realizar ejercicios suaves, permaneciendo hidratada, ya que esto evitará el estreñimiento y favorecerá la estimulación del apetito, para mantener los niveles nutricionales adecuados que requiere el embarazo.

-Antojos

No todas las mujeres experimentan ansiedad o antojos durante el embarazo y su causa es desconocida, pero si se debe tener en cuenta que el equilibrio del peso es fundamental para un embarazo saludable o sin inconvenientes tanto para la madre como para su bebé. El control profesional es básico para no incurrir en errores nutricionales durante el embarazo, por más que tengan una connotación popular o tradicional, que para nada se debe tomar a la ligera, en el caso de “los simpáticos antojos”.

Imagen: MF


Escribe un comentario