Elimina líquidos con tomate y perejil

tomate

Uno de los problemas para controlar nuestra figura es la retención de líquidos, un síntoma que afecta en particular a nuestras piernas y provoca a la larga problemas de salud más graves como la hipertensión.

El batido, o la bebida hecha a base de tomate y perejil es una de las bebidas con propiedades diuréticas más fuertes que existe. Estimula el funcionamiento renal del cuerpo y elimina los líquidos sobrantes con mucha facilidad. 

Tanto el tomate como el perejil tienen propiedades nutricionales muy importantes, no sólo para eliminar la retención de líquidos sino también para mejorar la salud en general.

Tomate

El tomate, por ejemplo, es una hortaliza muy presente dentro de la dieta mediterránea y es por algo. El tomate contiene grandes niveles de potasio, uno de los alimentos más aconsejados para hacerle frente a la retención de líquidos y problemas de tensión arterial altos.

En general, el tomate es ideal para eliminar las toxinas y cuidar el funcionamiento renal, por ello, tiene un efecto positivo en el sistema digestivo.

Perejil

Existen bastantes personas a las que les cuesta introducir el perejil en su dieta, ya sea porque la consideran una mala hierba o porque no les resulta atractiva. Sin embargo, debe conocerse que el perejil es una gran fuente de antioxidantes muy importante, limpia los riñones y el hígado para eliminar todas las sustancias nocivas del cuerpo, así como el exceso de líquidos.

El perejil es una planta rica en vitaminas A, B1, B2, C y D. Compuesto de minerales como el potasio ideal para purificar los riñones. La clorofila mejora los sistemas digestivos y puede ayudar a prevenir diferentes tipos de cánceres, problemas de corazón e infecciones.

Bebida de tomate y perejil

Para eliminar el exceso de líquidos recomendamos realizar un licuado de tomate y perejil, aunque para darle un mejor sabor, se le añaden unos berros.

Ingredientes

  • 2 tomates maduros
  • 1 puñado de perejil
  • 1 puñado de berros
  • 1 vaso de agua
  • jugo de medio limón

Una vez que los tomates, el perejil y los berros estén limpios, los troceamos y los añadimos a una licuadora. Cuando consigamos una pasta, añadimos sin dejar de remover el vaso de agua. Una vez que todo esté bien mezclado, añadimos si queremos darle un toque ácido a nuestra bebida unas gotas de jugo de limón.

Lo ideal es consumirlo a primera hora del día para que todos los nutrientes sea absorbidos mejor por el organismo. Se pueden consumir hasta tres vasos de esta bebida de tomate y perejil durante el día, antes de las comidas principales. Además, hará que te sacies y no se tenga tanta hambre, evitando así comer más de lo normal.


Categorías

Salud

Paü Heidemeyer

Comunicadora audiovisual que quiere continuar su carrera dentro de diferentes ámbitos. No todo es vídeo. Busco en la redacción mostrar a la gente... Ver perfil ›

Escribe un comentario