Cómo elegir un zumo de frutas para tu dieta

Zumos envasados

El zumo de frutas siempre aparece en toda clase de dietas como uno de los alimentos indispensables para adelgazar. Lo ideal es prepararlos en casa de forma natural, exprimiendo nosotros mismos la fruta, sin embargo la falta de tiempo a menudo nos hace decantarnos por comprarlos envasados.

Esta es una decisión muy habitual y representa una buena alternativa, rápida y económica, pero cuidado, porque no todos los zumos envasados contribuyen a la causa. En el mercado hay productos que supuestamente son light, pero en realidad nos hacen engordar.

Acompañar los desayunos, los almuerzos y las meriendas con un zumo de naranja o de pomelo, además de ayudar en la quema de calorías, es sumamente beneficioso para el organismo en muchos sentidos, siempre y cuando no lleven azúcares. Muy importante.

En este sentido, las marcas han ideado cientos de estrategias para vender el zumo como bajo en calorías cuando están preparados a base de jarabe de fruta con azúcar. Y es que anuncios como “sin azúcar añadido” o “light” no significan que el producto no contenga azúcar.

Por eso siempre es importante echar un vistazo a los ingredientes antes de decidirse por uno para nuestra dieta. En la lista de atrás de todo zumo de frutas que se precie deben figurar los los valores energéticos, las proteínas, los hidratos de carbono con los azúcares desglosados, la fibra y el sodio.

Así que, aunque delante indique que es un zumo “sin azúcares”, recuerda mirar la información nutricional para asegurarte de que así es. Presta especial atención a donde pone azúcares y compara las cifras de varios zumos para comprar el que menos contenga.

Más información – Adelgaza comiendo cinco veces al día


Escribe un comentario