El té blanco

image El té blanco, es el té que se obtiene de los brotes nuevos y hojas jóvenes de la planta del Té o Camellia sinensis, la cual es la que brinda las distintas variedades de té más consumidas en el mundo y que son; el Te Blanco, el Te Verde, el Te Rojo (pu-erh) y el Te Negro.

Muchas personas no saben que todas estas variedades de Té provienen de la misma planta, diferenciándose solo en su estacionamiento y por su elaboración, lo cual determina la gama de los colores, que estamos acostumbrados a ver.

En el caso del Te blanco sus hojas son cocidas al vapor o fritas para inactivar la oxidación y luego se secan, por lo tanto mantiene una altísima concentración de catequinas, las cuales sólo están presentes en las hojas de té fresco, lo cual también sucede con el té verde que también es muy rico en catequinas, pero tienen diferentes perfiles nutricionales, en lo que respecta a la concentración de los antioxidantes.

Este tipo de preparación al vapor y posterior secado se realiza casi inmediatamente después de la cosecha (a veces incluso antes de salir de los campos), representa un método de procesamiento mínimo, que le brindan al Te Blanco su enorme fama medicinal, por ser mucho más potente que las otras variedades, para la prevención o tratamiento de las enfermedades, propiedades muy conocidas en su país de origen, China, donde es considerado como el “Te de la longevidad”.


Escribe un comentario