El ruido de la carretera aumenta el riesgo de depresión

Tráfico

Las personas que viven con el ruido constante de la carretera tienen un mayor riesgo de desarrollar depresión en comparación con las que viven en zonas donde existe poco o ningún ruido de automóviles, según un nuevo estudio.

La investigación, publicada en la revista Environmental Health Perspectives, concluye que si el ruido de la carretera al que están sometidas las personas es constante y fuerte y persiste durante un largo tiempo, aumenta en un 25 por ciento el riesgo de desarrollar depresión.

La causa se halla con toda seguridad en el estrés que causa el ruido del tráfico así como cualquier otro ruido ambiental alto y persistente. Para protegerse de este y prevenir la depresión, los expertos aconsejan salir a pasear a menudo, socializar, utilizar tapones para los oídos y dormir en la habitación de la casa más alejada de la carretera si el ruido está causando insomnio.

Esto además sugiere que, si se detecta que la depresión viene causada por el ruido de la calle, las intervenciones dirigidas a los factores ambientales pueden ayudar al paciente si se combinan con los medicamentos y la psicoterapia.

Hay que recordar que, además de síntomas depresivos, como la tristeza y sentirse como un fracaso, los efectos dañinos del ruido del tráfico también incluyen el estrés y las enfermedades del corazón.

Ahora está en manos de los ayuntamientos trabajar para lograr una mejor planificación urbana con el fin de que el ruido del tráfico no continúe representando un riesgo para desarollar depresión y otras enfermedades que ponen la vida de los ciudadanos en peligro.


Escribe un comentario