El romero y su aceite esencial

99

El aroma del romero es muy característico y profundo, por lo cual se ha utilizado en medicina natural para tratar distintas dolencias, ya que que su fragancia fuerte es vigorizante y se debe a las propiedades de su aceite esencial.

El aceite esencial de romero se obtiene a partir del vapor de agua destilada, utilizándose sus tallos, hojas y flores, obteniéndose un producto que ofrece muchos beneficios de salud, según lo pregona la aromaterapia, un terapia tan antigua como el hombre, que aplica las propiedades de los aceites esenciales para restaurar la salud naturalmente.

Las culturas antiguas consideraban al romero como una hierba sagrada capaz de alejar a los malos espíritus, la peste y otras enfermedades, muy conocido por mejorar la memoria, el romero se convirtió en un símbolo común de la memoria en las bodas y los funerales.

Así el “Rosmarinus officinalis” su nombre científico, se traducen como "Rocío del mar" y entre sus propiedades curativas, el aceite esencial de romero mejora la memoria, alivia dolores de cabeza, aliviar el dolor muscular, facilita la digestión, despeja los conductos nasales, tonifica el sistema nervioso, mejora la circulación y alivia la depresión.

Unas pocas gotas de aceite esencial de romero colocadas en un difusor aromoterapico ayuda a combatir la fatiga, facilita la respiración y despeja la mente, muy indicado para cuando se preparan exámenes, por lo cual en estos casos tener a la mano una bola de algodón o un pañuelo rociado con dos o tres gotas de aceite de romero, activará la memoria.

Añadido al baño o como loción para el cuerpo ayuda a calmar el dolor muscular, mejorar la circulación y la digestión, estimula el sistema linfático, alivia trastornos hepáticos y de la vesícula biliar, alivia la artritis y aclara las condiciones de la piel tales como eczema, acné, erupciones y las venas varicosas.

Imagen: MF


Escribe un comentario