El régimen proteico

 Carne

El régimen proteico es la estrella de los métodos para perder peso: al tiempo que preserva el capital muscular, y permite una pérdida de peso rápida. Veamos con detenimiento las ventajas de este régimen.

La finalidad del régimen proteico es la de privilegiar los alimentos ricos en proteínas: principalmente carne, pescado, huevos. En este régimen, todas las grasas y los azúcares están prohibidos, puesto que privado de azúcar, el organismo saca la energía de las reservas de grasas para quemarlas.

Este régimen se dirige a los que tienen un problema grave de sobrepeso, o de obesidad. En todo caso, antes de empezarlo, conviene consultar con un médico: no puede ser seguido por personas que presenten algún tipo de disfunción de salud importante. En cualquier caso, no conviene prolongarlo más allá de un mes, y nunca olvidar que se debe beber mucha agua.

Este régimen garantiza una pérdida de peso rápida y espectacular. Se pueden mantener las actividades habituales, aunque al cabo de cierto tiempo se puede resentir cierto cansancio.

Este régimen puede conllevar ciertas carencias cuando se prolonga en el tiempo. Por otro lado, una vez la cura terminada, la recuperación de los kilos perdidos puede ser rápida (el famoso efecto yoyo), de ahí la necesidad de un período de estabilización y de control de la alimentación.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario