El régimen específico para deportistas

 Deportistas

El régimen para deportistas se basa sobre todo en una alimentación cotidiana equilibrada y debe tener en cuenta las necesidades particulares del deportista, en función de la intensidad y la duración de sus sesiones de entrenamiento. Las necesidades hídricas y energéticas cotidianas varían de un deportista a otro.

Estas se elevan a un mínimo de un litro de agua por hora de entrenamiento y de 500 a 1000 kcal al día en las personas muy activas. El ejercicio físico se acompaña igualmente de necesidades cualitativas específicas, en particular un aumento de las necesidades en glúcidos complejos, los famosos azúcares lentos.

Los deportistas de fondo también tienen necesidades de proteínas con relación a las personas más sedentarias. Para un hombre de 70 kg, se deben consumir como mínimo 85 g de proteínas al día, sin superar los 150 g al día. Unos aportes mínimos en lípidos también deben mantenerse, con el riesgo de desarrollar estados de cansancio crónico.

Finalmente, conviene vigilar el aporte en ácidos grasos esenciales a través de aceites vegetales tipo colza o nuez. El consumo de pescado graso (arenque, sardinas, caballa) y oleaginosos (almendras).

No olvidemos que el mejor garante del equilibrio alimenticio es la variedad y la diversidad alimenticia: garantizar en cada plato los 4 ó 5 componentes de cada familia alimenticia, a saber, verdura cruda, carne o pescado o huevo, legumbres, lácteos, fruta, pan.

Más información – Los beneficios de los pistachos para los deportistas


Categorías

Consejos

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario