El régimen de la crononutrición

dieta_mujer

El régimen de la crononutrición recomienda el desayuno y las colaciones siguientes: desayuno a las 8 de la mañana compuesto por un huevo, una rebanada de pan integral, y queso fresco. A las 10, se debe comer una colación compuesta por una taza de zumo de naranja fresca, y un gran trozo de queso.

El régimen de la crononutrición recomienda evitar comer una vez que cae la noche. Por la noche, la actividad de la tiroides y de las glándulas suprarrenales se ven reducidas al mínimo. Todo elemento ingerido después permanecerá almacenado en el cuerpo, lo que nos hará engordar.

El régimen alimenticio es un método para cambiar los hábitos alimenticios. Gracias a él, se pueden perder 3 kilos al mes, lo que da tiempo suficiente al cuerpo para asimilar la pérdida de peso, los músculos y la piel se ven protegidos de la agresión que provoca una pérdida de peso rápida.

En el marco del régimen de la crononutrición, se recomienda comer a las 13 horas.

El régimen del mediodía debe estar compuesto por patatas cocidas o al horno, o una taza de verduras con corazones de alcachofas, tomates, pimientos, apio, judías verdes, 2 rebanadas de queso, y pavo al horno. A las 16 h., para la merienda, se debe tomar media taza de cereales integrales de maíz con frambuesas, naranja y piña, un trozo de pastel light, una taza de agua con ralladura de pomelo.

Según los principios de este régimen, se debe consumir el 60% de la comida diaria a lo largo del día, el 40% restante al final del día, y nunca comer después de las 21 horas.

Para la merienda, el régimen de la crononutrición ofrece el menú siguiente: a las 18 horas comer frutas, manzana, pomelo, pera, kiwi, melocotón, sandía, melón o fresas.

En cuanto a la cena, no se debe comer más tarde de las 20 horas, y optar por alimentos blancos o verdes. Pescado o atún en conserva, espinacas, col, ensalada, calabacín, cebolla, champiñones y un yogurt natural light con una cucharada de café de miel como postre.


Escribe un comentario