El régimen a base de frutos rojos

 Frutos rojos

Es necesario eliminar las toxinas acumuladas en invierno y el régimen a base de frutos rojos es una buena alternativa. El principio de esta dieta reposa en el hecho de consumir frutos rojos dulces y ácidos, con el objetivo de purificar el cuerpo.

El interés reside en que los frutos rojos poseen efectos diuréticos y son pobres en calorías. También tienen un alto contenido en minerales, fibras, y antioxidantes, que son beneficiosos para el hígado y los riñones.

Ciertamente es posible adelgazar al propio ritmo de cada uno, y decir adiós a los kilos de más, al tiempo que saboreamos una fruta muy sabrosa. No sólo los frutos rojos nos acompañan en una cura de desintoxicación, sino que además nos ayudan a adelgazar y a mantener la línea.

Picoteando estos frutos a lo largo del día, que tanto nos seducen por sus colores como por su sabor, evitamos que la sensación de hambre nos asalte entre comidas. Si tomamos como ejemplo la fresa, está demostrado que se reduce de forma considerable el picoteo entre comidas. En cuanto a la grosella, se trata de una fruta que quita la sed, y nos aporta un lote considerable de hierro para estar en forma durante toda la jornada.

Más información – 3 fuentes proteicas para dietas sin carne


Escribe un comentario