El Ramadán y los peligros de comer hasta llenar el estómago

Comida rápida en el coche

A pesar de que extraeríamos muchos beneficios, los occidentales tendemos a no prestar demasiada atención a otras culturas, quizá porque nos han hecho pensar que nuestra forma de vida no se puede mejorar. El Ramadán, que acaba de dar comienzo, es uno de los pilares del islam, y puede ayudarnos a prevenir enfermedades.

Los médicos musulmanes aprovechan el Ramadán para recordar que ningún ser humano llenó nunca tan mal un recipiente como su propio estómago. La forma de hacerlo debería ser un tercio para la comida, uno para la bebida y otro para su aliento.

Sobre comer en exceso, Ibn Masaweh, un médico musulman, dice que “si las personas asimilaran estas palabras, evitarían todas las enfermedades y dolencias y los hospitales y las farmacias estarían ociosos”.

Otro médico, Al-Harith ibn Kalada dijo: “Lo que ha matado a la humanidad es la introducción de alimentos sobre otros alimentos antes de que sean digeridos”, mientras que Imam Ash-Shafi dice que saciar el apetito “hace el cuerpo pesado, elimina la comprensión clara e induce el sueño”, razón por la que no ha llenado su estómago en 16 años.

Como habrás podido comprobar, es realmente interesante todo lo que podemos extraer del Ramadán en lo referente a comer y beber con moderación y los perjuicios que puede tener sobre nuestra salud comer hasta sentirnos llenos.

Reservar un tercio de la capacidad del estómago para el aliento, o lo que es lo mismo, dejar de comer antes de llenar el estómago por completo, nos ayudará a prevenir dolores y enfermedades. Sin duda, unas palabras muy sabias que deberíamos tener todos muy presentes a la hora de comer, sobre todo cuando lo hacemos para aliviar cosas como el estrés o la ansiedad.


Escribe un comentario