El queso, un alimento completo muy recomendable

 Bandeja de quesos

Algunos dicen que es demasiado grasiento, y por eso el queso está prohibido en ciertos regímenes. Los médicos nutricionistas, por el contrario, están intentando rehabilitar este alimento, cuyo consumo razonable podría ser muy beneficioso para la salud.

“Un país capaz de dar al mundo trescientos tipos de queso, no puede morir”, decía Winston Churchill. Al parecer, el queso no se asocia a un aumento del riesgo cardiovascular, sino todo lo contrario puesto que podría ser altamente beneficioso.

Las recomendaciones médicas sobre el queso oscilan entre incitación y prohibición. Por una parte, su consumo debe ser suficiente para cubrir las necesidades específicas esenciales en calcio, proteínas, y sales minerales en la primera infancia, en la adolescencia, en las mujeres embarazadas y en las personas de la tercera edad. Además, se aconseja limitar su consumo en caso de enfermedades cardiovasculares, problemas de metabolismo y obesidad.

Pero esta reserva de los médicos se explica por la percepción errónea que tiene la tasa de materia grasa de los quesos. En realidad, los médicos estiman que la tasa de materia grasa del camembert y del emmental es de un 48%, mientras que en verdad es del 22% y del 29% respectivamente.

El origen de esta variación se debe al etiquetado de los productos. Durante mucho tiempo, se expresó con relación a la materia en seco y no con relación al producto en su proceso final. Desde 2007, un nuevo decreto permite poner en la etiqueta el peso total, ofreciendo al público un mejor conocimiento del contenido lipídico de los diferentes tipos de queso.

 Más información – Virtudes y beneficios de los probióticos


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario