El problema de la celulitis en las mujeres

Celulitis

Es inútil dramatizar la situación, las mujeres están casi todas afectadas por este problema, frente a un 2% en los hombres. La celulitis se localiza en la parte trasera de los muslos, en los glúteos, el vientre, y a veces en los brazos o las rodillas. Esta piel de naranja significa que las células grasas situadas debajo de la epidermis están llenas de grasa, impidiendo un buen drenaje linfático de las aguas y las toxinas.

Conviene distinguir los tipos de celulitis que pueden surgir, para mejor combatirlas. La celulitis adiposa, la más conocida y más frecuente, es indolora, pero más visible en los muslos, los glúteos y el vientre. Esta celulitis refleja un exceso de masa grasa, provocada por un gran consumo de alimentos “ricos”, por lo tanto más grasos. La inactividad física favorece su instalación.

La celulitis fibrosa, que suele ser dolorosa, se instala en profundidad y desde hace años. Aparece sin pinzamiento de la piel.

Finalmente, la celulitis acuosa (o infiltrada), puede ser de naturaleza hereditaria. Es el resultado de una circulación sanguínea mala. A veces dolorosa, conlleva efectos “secundarios”, como la sensación de pesadez en los miembros inferiores.

Para eliminar la piel de naranja, ciertos componente son preferibles a otros. Normalmente se habla de retinol y de silicio, por su acción en favor de la firmeza de la piel por una formación de colágeno; cafeína y forscolina, que ayudan a liberar las grasas almacenadas en las células adiposas; la hesperidina, que permite estirar los tejidos celulares, el regaliz y la carnitina, por sus beneficios drenantes, o el té verde y el vinagre rojo, que mejoran la circulación sanguínea y por lo tanto el drenaje de las grasas.


Categorías

Enfermedades

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario