El placer de comer sin pensar en el régimen

 Alimentación

Cuando hablamos de régimen, pensamos enseguida en sus puntos negativos, en las obligaciones y en la prohibiciones. Para no subir de peso durante el invierno y tener que seguir un régimen estricto en primavera, basta con adoptar ciertos hábitos alimenticios. Frente al frío del invierno, las sopas son el alimento que conviene priorizar.

Para realzar el gusto de los platos, comenzar por prepararlos vosotros mismos. Se deben escoger las verduras con menos calorías, y que sean diuréticas. De esta forma, se deben dejar de lado las sopas a base de patatas y decantarse por las sopas de calabaza o una mezcla de tomates, cebollas y espárragos. Cabe señalar que la sopa comporta mucha agua que os ayudará a eliminar toxinas.

Si las ganas de patata es muy grande, podéis cocerlas al vapor. De esta forma no se engorda, contrariamente a lo que ocurre con las patatas fritas o en las recetas donde se exige el uso del aceite de oliva o de la mantequilla. Las patatas cocidas se acompañan muy bien con una vinagreta suave hecha en casa.

La pasta tampoco están prohibidas del todo, pero conviene limitar el consumo y sobretodo, no mezclarlas con otras féculas. Olvidaos de gratinarlas, y dad prioridad a la pasta con salsa de tomate. Y si para daros gusto queréis comer chocolate, lo ideal es consumir chocolate negro. También es muy importante saber racionar la comida.

Más información – En cuestión de régimen los hombres tienen ventaja


Escribe un comentario