El picoteo nocturno es culpa de los genes

Picoteo

¿Tenéis la costumbre de despertaros en plena noche con hambre? Es el momento de echarle la culpa a un apetito enfermizo: quizás no sea responsable de nada. Unos investigadores americanos y chinos han demostrado en un estudio publicado en el Cell Reports (junio 2014) que un defecto genético podría ser el responsable del picoteo nocturno.

Conocíamos la relación entre sueño y obesidad. Esta vez son los genes PER1 y PER2 relacionados con los desarreglos del sueño los que entran en juego. Los investigadores los han introducido en unos ratones y luego los han desactivado para saber cuál era el responsable de la hiperfagia nocturna (el nombre científico de este síndrome).

Desactivando el PER2, los ratones daban señales de cansancio mayores que de costumbre. Cuando es el PER1 el que está desactivado, los ratones sentían una necesidad irresistible de comer, lo que les impedía dormir. Conclusión: si vuestros dos genes PER1 y PER2 están sincronizados, vuestros ciclos de sueño y de hambre también lo están. Si el PER1, el que garantiza la coherencia entre el ciclo circadiano y el metabolismo energético, es deficiente, se corre el riesgo de tener una noche perturbada por culpa del estómago.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario