El papel de la vitamina D en la prevención de enfermedades

 Dolor huesos

Recordemos que la vitamina D fue descubierta por culpa del raquitismo, una enfermedad caracterizada por la deformación de los huesos debida a una carencia de vitamina D. Esta vitamina D favorece la aparición a nivel de los intestinos de minerales indispensables para los huesos: el calcio, el fósforo y el magnesio.

Estimulando la fabricación de proteínas, la vitamina D regula también su fijación en los huesos. Además del calcio, la vitamina D es indispensable para la fabricación de nuestro esqueleto y la prevención de la osteoporosis.

También es doblemente esencial en la prevención de las caídas, puesto que a nivel de los músculos aumenta la fuerza de estos.

Conviene recordar que los estudios que asocian carencia en vitamina D y aparición de cáncer, o a la inversa, tasa de cáncer baja en las regiones con más sol está más que demostrado. Esta relación entre estatus vitamínico bajo y riesgo de padecer cáncer ha sido estudiado particularmente en los casos de cáncer de mama, de próstata y de colon.

La vitamina D es indispensable para activar el sistema inmunitario, que es el que fabrica las células de la inmunidad encargadas de matar las bacterias y los virus. Por esta razón, la gripe, resfriado y otro tipo de infección es más frecuente en personas con un nivel de vitamina D bajo.

Más información – Los siete beneficios de la vitamina D


Escribe un comentario