El mundo del té

Taza de té

El es una bebida ancestral que fue utilizada por primera vez en China alrededor del año 250 a.C.; su primer uso fue como medicina, aunque poco a poco fue convirtiéndose en una bebida mística que formó parte de importantes tradiciones y ritos que siguen aún vigentes en ciertos lugares.

Después de exportarse al resto del mundo, el se ha convertido en una bebida usual para la mayoría de la gente; sin embargo es importante saber la manera adecuada de preparar esta bebida, los usos posibles que se le pueden dar y la diferente terminología que se emplea. Por ejemplo:

  • .- Arbusto del Lejano Oriente de la familia de las Teáceas, del cual se toman las hojas; estas horas pueden pasar por distintos procesos para obtener distintos tipos de té como puede ser el té verde, el té negro, el té blanco o tés conocidos como el oolong (o té azul) y el pu erh (o té rojo: una subclase del té negro).
  • Infusión.- Bebida que se obtiene de diversos frutos o hierbas aromáticas -tales como las hojas de té, café o manzanilla- que se introducen en agua caliente (sin llegar al punto de ebullición).
  • Tisana.- Bebida que resulta del cocimiento ligero en agua de una o varias hierbas, o de otros ingredientes como las frutas.

Al preparar estas bebidas, ya sea a partir de un producto comercial o de las hierbas originales, es importante que el tiempo de reposo sea suficiente para que el agua absorba por completo las propiedades de las hierbas.

Entre estas propiedades destacan la presencia de minerales (calcio, potasio y magnesio), de vitaminas (del grupo A y B) y de antioxidantes. Asimismo el té en general contribuye a regular los niveles de colesterol, evita la formación de coágulos en la sangre y presenta un efecto diurético. ¿Lo mejor? Su contenido calórico es muy bajo.


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario