El mango es un buen amigo de la piel

01

El mango es una fruta de origen tropical y su consumo no solo brinda frescura en verano aportando vitaminas y minerales indispensables para sobrellevar el calor, sino que además su composición química extremadamente rica en antioxidantes, hacen de la fruta una verdadera aliada para la salud de la piel.

Los mangos son muy ricos en beta caroteno o pro-vitamina A, que representa una gran fuente de antioxidantes, los cuales tienen la capacidad de luchar contra los radicales libres, o moléculas dañinas para la salud en general, responsables entre otras cosas de envejecimiento prematuro, por ello el consumo de antioxidantes naturales evitan este proceso degenerativo, estimulando el rejuvenecimiento de la piel.

El gran contenido de beta-caroteno que poseen los mangos, también tiene efecto preventivo sobre el acné, una de las condiciones más incomodas de la piel, ya que afecta en particular a los adolescentes, pero también a todas aquellas personas con hábitos alimenticios insalubres o con dietas deficientes en alimentos naturales. Esta condición tiene alcances psicológicos negativos, en lo que respecta al concepto de aceptación social, pudiendo perjudicar muchos otros niveles de la salud, llevando a estado de depresión por ejemplo.

El beta caroteno es uno de los nutrientes más importantes para la salud de la piel, esta sustancia es convertida en vitamina A en el hígado, a nivel interno, pero también su utilización externa brinda excelentes resultados para el tratamiento del acné, por ello se recomienda tratar las zonas afectadas con la aplicación directa de la fruta a modo de mascarilla.

Una adecuada ingesta de vitamina A es esencial para una piel luminosa y sana, ya que su deficiencia se hace visible en una piel opaca, seca, con poros abiertos, acné y manos o pies agrietados.

Por lo tanto consumir un mango en forma regular puede brindar a su piel brillo y suavidad, pero además representa una aliado para la salud orgánica a nivel nutricional previniendo enfermedades al estimular las defensas orgánicas, que es uno de los efectos más importantes de la vitamina A.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario