Licopeno, el pigmento rojo de la salud

image El licopeno brinda a los tomates, sandía, toronja rosada, albaricoque y otras frutas o verduras su característico color rojo, representando un pigmento que a su vez reviste una importancia vital para nuestra salud como un poderoso antioxidante, protector del organismo ante las enfermedades, en particular aquellas que revisten gravedad, como el cáncer.

Su acción especifica es la de proteger al cuerpo de los llamados radicales libres, responsables del deterioro celular, que se forman cuando las células del cuerpo queman el oxígeno para producir energía.

Un número de estudios han demostrado que los hombres que reciben más licopeno en su dieta tienen menos riesgo a padecer cáncer de próstata y aumenta su energía.

En un estudio de la Universidad de Harvard llevado a cabo en 47.894 hombres, los investigadores encontraron que, el consumo de 10 o más porciones por semana que contengan tomate, se relacionaba a un menor riesgo de cáncer de próstata, reduciendo la posibilidad de su desarrollo hasta en un 34 por ciento.

También actúa reduciendo el colesterol en sangre del tipo LDL (el colesterol "malo"), otros resultados se obtuvieron en materia de protección potencial sobre las siguientes enfermedades; infertilidad masculina, la osteoporosis, cáncer de piel, eliminación de venas varicosas, enfermedades de los ojos, la próstata, cáncer de mama y de endometrio.


Escribe un comentario