El kiwi, la fruta ideal para el invierno

 Kiwi

Verdadero tesoro por sus beneficios para la salud, el kiwi posee miles de beneficios para cuidar el organismo durante el invierno. El frío, el cansancio, los microbios… No siempre es fácil mantener la forma en invierno. Pero para mantenerse fuertes y hacerle frente a este período del año, conviene hacer el lleno de vitaminas, incorporando en la alimentación esta fruta exótica: el kiwi. El kiwi tiene una tasa de vitamina C de 80 mg por cada 100 g.

Bien protegida por su piel, esta fruta ácida, la vitamina C contenida en el kiwi permite recargar las baterías cuando se resiente el cansancio a final de mañana o en medio de la jornada. El kiwi es una fruta ideal para recuperar la forma. También es rico en vitamina E y en vitamina B, particularmente en B6 y B9.

El kiwi tiene el poder de optimizar el tránsito intestinal y la digestión. Gracias a los minerales y a sus numerosas fibras que contiene, el cuerpo puede asimilar más fácilmente los alimentos y por lo tanto digerirlos mejor.

Con sus 47 kcal/100g, el kiwi entre sin gran dificultad en la categoría de los alimentos para adelgazar. Ideal para acompañar a un régimen, el kiwi posee en efecto vitaminas y polifenol que transforma a este último en un potente antioxidante. Estas sustancias permiten neutralizar los radicales libres que se mueven por el organismo y ayudan a desprenderse de los malos nutrientes y asimilar los buenos.


Escribe un comentario