El desayuno correcto para mantenerse en forma

 Desayuno

No es fácil seguir un régimen bajo en calorías a largo plazo. El enemigo número 1 es el picoteo entre horas. Para dejar de lado esta costumbre, conviene repartir equilibradamente las calorías diarias autorizadas, atacando el día con la mitad de las calorías en el desayuno.

En la práctica, parece que el desayuno es un elemento clave a la hora de repartir las calorías del día. Al parecer, es preferible comer la mitad de las calorías permitidas en el régimen en el desayuno.

Este reparto calórico permite ciertamente mantenerse saciado durante el día evitando el picoteo entre horas. No cabe duda de que son las ganas compulsivas de comer las responsables de que los regímenes bajos en calorías fracasen.

Se aconseja desayunar en la hora que sigue al despertar. Cuanto más tiempo se espera para comer, mayor hambre se resiente, haciendo que la sensación de saciedad sea más difícil de alcanzar a la hora de desayunar. Recordad que uno de los objetivos del desayuno es proporcionar la energía suficiente para manteneros en forma hasta la siguiente comida. Si la hora del desayuno se confunde con la de la comida, ésta deja de cumplir su función fundamental.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario