El clavo, una especia con múltiples virtudes

 Clavo

Los especialistas de las plantas reconocen muchas virtudes médicas al clavo. Esta especia sería antiinflamatoria, antifúngica, antibacteriana, y analgésica. Con su color negro y su cabeza redondeada, su aspecto externo recuerda a un clavo de carpintero, de ahí su nombre…

El eugenol que contiene es un compuesto aromático presente en gran cantidad en los brotes del árbol. El clavo y su aceite esencial tiene muchas virtudes.

Antibacteriano, antifúngico y antiviral para combatir los males del invierno, las micosis y estimular el sistema inmunitario, por ejemplo. Antiinflamatorio para calmar las gastritis, reumatismos y dolores musculares. Anestésico y antiséptico para aliviar el dolor de dientes.

Para aliviar un dolor de dientes o de muelas, se puede masticar un clavo 3 ó 4 veces al día, a nivel del diente sensible. Cabe destacar que masticar un clavo permite igualmente eliminar el mal aliento.

Para prevenir las infecciones, se pueden diluir 2 gotas de aceite esencial de clavo en un azucarillo, y colocarlo debajo de la lengua. Esta operación conviene repetirla 3 veces al día. Para combatir los problemas de estómago y otros desarreglos digestivos, se pueden cocer de 3 a 5 clavos en una taza de agua durante quince minutos. Para hacerla más agradable para beber, se puede añadir un poco de miel o de canela.


Escribe un comentario