El cerebro del bebe reconoce la voz triste de la Madre

02

Cuidar a un bebé puede ser muy agotador, sin embargo la madre debe cuidar de sus actitudes y sentimientos frente a su bebé, ya que según una investigación realizada por el Instituto de Psiquiatría del Kings College de Londres, Inglaterra, a los tres meses de edad un bebé ya puede reconocer la voz humana y es capaza de captar el dolor a través de la voz.

El estudio reveló que el cerebro del bebé procesa las palabras mucho más rápido de los que se pensaba, según el escaneo de los cerebros de 21 niños, a los cuales los investigadores le proporcionaron sonidos hechos a máquina a los padres para que jugaran en la casa. El resultado fue que los lactantes de 3 a 7 meses capturaron una gran variedad de sonidos familiares registrados mientras dormían.

El primer experimento se llevó a cabo para ver si eran capaces de distinguir la voz humana y la voz no humana, así como toser, estornudar, bostezar, el sonido del agua mientras se ducha y el sonido de los juguetes, fueron capaces de activar parte del cerebro del bebé que se encarga de procesar las palabras y sonidos. Mientras que la voz humana se procesa de manera diferente.

Luego, los investigadores examinaron si los cerebros de los bebés reaccionan de manera diferente a la voz de alegría, tristeza o neutral, pero esta vez, el área del cerebro asociada con emociones respondió de manera diferente.

Los investigadores dicen que rara vez se ve esta parte del cerebro activa a temprana edad, "Esto es probablemente porque la voz humana es una de las señales sociales que inducen a la especialización del cerebro para que procese más temprano. Este es también el primer paso en la interacción social y el aprendizaje de idiomas", dicen los investigadores.

En estudios anteriores, se reveló que los recién nacidos prefieren escuchar la voz y el lenguaje de su madre a otras voces e incluso tienden a llorar cuando se encuentran en un área con acento diferente.

Un estudio fascinante en Alemania reveló que el llanto de un bebé en Francia tiene cualidades diferentes, comparado con el llanto de un bebé de otro país. Investigadores alemanes han examinado los gritos de 60 niños sanos de entre tres y cinco días, encontrando diferencias claras en la melodía del llanto, que están muy relacionados con su lengua materna.

Imagen: Flickr


Escribe un comentario