El azúcar y sus efectos

Azúcar y sus efectos

Nuestra necesidad de azúcar puede ser fácilmente proveída por las frutas que consumimos diariamente en nuestra dieta, sin embargo culturalmente nos hemos acostumbrado a satisfacer esta necesidad con alimentos procesados como chocolates, helados, galletas y bebidas endulzadas.

La Asociación Americana del Corazón reportó en 2009 que un estadounidense promedio consume 22 cucharaditas de azúcar al día, mientras que un adolescente promedio puede llegar hasta 34 cucharaditas.

Este tipo de azúcar –la refinada- te aporta muchas calorías pero sin nutrirte de ninguna manera, por lo que se les llama “calorías vacías”. Productos como el pan blanco, las pastas y los jugos artificiales funcionan de la misma manera: aumentan los niveles de azúcar en la sangre sin aportar verdaderos nutrientes.

Esto último es importante pues si un alimento no nos aporta los nutrientes necesarios, nuestro cuerpo reaccionará con más apetito llevándonos a comer en exceso y a tener problemas como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso riesgo de padecer cáncer.

Por el contrario, la fruta te aporta minerales, vitaminas y fibra –además de otros nutrimentos como los llamados fitonutrientes– que de otra forma no puedes obtener pues ningún alimento procesado te los puede dar.

En el caso de niños es de suma importancia que consuman una gran cantidad de frutas pues esto determinará a largo plazo la incidencia de cáncer que tendrán, pudiendo reducirse hasta en un 38% dicha incidencia si se consumen de 5 a 6 porciones de fruta diarias.

Algunos ejemplos de otros beneficios que aportan las frutas son:

  • Los arándanos previenen el envejecimiento y el deterioro del cerebro.
  • Las manzanas reducen la incidencia el cáncer de colón.
  • La mayoría de la fruta en general ofrece una fuerte protección contra el cáncer de esófago, pulmón, próstata y páncreas.

Sustituye productos refinados por frutas o postres hechos a base de éstas y disfruta todos sus beneficios.


Escribe un comentario