El agua mineral natural

 Mujer bebiendo agua mineral

Considerado como un alimento completo, el agua mineral natural se define como un agua que posee ciertas características muy específicas. Microbiológicamente debe estar sana, y provenir de una fuente subterránea, fuera de todo tipo de contaminación. Por otro lado, el agua mineral natural se distingue por su contenido original tanto en minerales como en oligoelementos.

A diferencia del agua del grifo, el agua mineral natural no debe haber sufrido ningún tipo de tratamiento. Debe ser sana desde su origen. También se distingue del agua llamada “de fuente” por sus componentes minerales constantes.

Si algunas aguas se reconocen como tales, esta características no son obligatorias para obtener la autorización para su comercialización. El llenado a partir de estas fuentes de hace de forma natural, siguiendo el ciclo del agua. En efecto, el agua se evapora de los océanos y de la vegetación, y se condensa en las nubes.

Estas últimas se convierten en lluvia, haciendo que vuelve a los océanos o la tierra. Después de infiltrarse en el suelo, una parte del agua alimenta las fuentes de agua mineral. Por lo tanto, se van llenando continuamente de forma natural. La composición específica de cada agua mineral depende pues de la naturaleza de las rocas que atraviesa, de la condiciones de temperatura, de la presión y del tiempo que ha pasado en la capa freática.

Más información – Bebidas permitidas en un régimen para adelgazar


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario