El agua de coco, una bebida muy saludable

 Coco

Menos grasa que la leche de coco, el agua de coco no se debe confundir con el delicioso néctar calórico contenido en el coco maduro. El agua de coco se extrae del coco verde y se recoge cuando alcanza la cima de su valor nutritivo. Procedente de Brasil, se comercializa sin azúcares añadidos y conservantes.

Refrescante y poco dulce, el agua de coco contiene 13 calorías/100 ml, es decir menos que el zumo de un limón, por ejemplo. Muy rica en potasio (tanto como el plátano) y en magnesio, se recomienda a los deportistas para la recuperación física.

El agua de coco también tiene un efecto drenante importante. De esta forma, se utiliza para eliminar la celulitis acuosa. El principio es sencillo: su aporte importante en potasio relanza los intercambios celulares, descongestiona los tejidos y equilibra el exceso de sodio. Otra ventaja: su capacidad para eliminar toxinas, ideal para perder peso. También contiene ácidos grasos capaces de desprender el mercurio depositado en el tejido adiposo… contrariamente a las bebidas alcoholizadas.


Escribe un comentario