El aceite de oliva, un producto indispensable para la salud

Aceite de oliva

El aceite de oliva, fabricado desde la antigüedad, conoce un boom sin precedentes desde el comienzo del tercer milenio. Su numerosas virtudes, acopladas a sus múltiples posibilidades culinarias y a sus aromas variados, son la explicación de este fenómeno de crecimiento múltiple.

Se trata de un aceite que contiene la mayor tasa de ácido oleico (74%), y ha dado su nombre a este ácido graso esencial poliinsaturado. El aceite de oliva posee omega 6 y omega 3, con una relación favorable a los omegas 6.

El aceite de oliva ayudaría a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer, y envejecimiento. Su aporte en vitamina E actuaría favorablemente sobre la actividad neuromuscular, y sobre la piel, tal y como ocurre igualmente con el aceite de colza.

El ácido oleico estimula la producción de bilis que garantiza el buen funcionamiento de la digestión. Materia grasa básica en el régimen mediterráneo, el aceite de oliva se puede utilizar para aliñar una ensalada, o para la cocción de algunos alimentos, contrariamente a lo que ocurre con el aceite de colza.

El aceite de oliva se puede calentar hasta los 180º C (para el aceite de oliva virgen) y hasta los 210º C para el aceite de oliva no virgen, que es el que más conviene para las frituras.

Más información – Las ensaladas variadas, otra forma de alimentarse


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario