El acai, poderoso antioxidante

El acai procede de la selva amazónica y es una baya de pequeño tamaño, de color púrpura oscuro y más grande que un arándano.

 

Es un poderoso antioxidante, conteniendo 30 veces más que los que contiene la uva negra y muy apreciado entre los deportistas por su aporte de energía rápida, ofreciendo vitalidad.

Es de gran ayuda frente a las enfermedades cardiovasculares, que gracias a los antioxidantes, las fibras y los ácidos grasos saludables, entre otros, evitan que se oxiden las grasas y protegen del colesterol.

Aunque desciende los niveles del colesterol malo, no ejerce influencia sobre el colesterol bueno, manteniendo sus niveles constantess.

Gracias a los polifenoles mantiene protegido al sistema inmunológico, mejorando las defensas contra virus y bacterias.

Debido  su aporte de fibra  evita el estreñimiento; la fibra soluble que se encuentra en la pulpa ayuda a luchar contra el colesterol, mientras que la fibra insoluble que se halla en la piel, ayuda a prevenir el estreñimiento y a mantener un buen tránsito intestinal.

Los ácidos grasos le convierten en un buen  aliado del sistema nervioso, muy adecuados para personas con desgaste intelectual, falta de concentración o ancianos.

Contiene proteínas de alto valor bilógico, sus 16 aminoácidos son muy adecuados para deportistas o vegetarianos que no consumen carne y no pueden obtener las proteínas adecuadamente.

Es muy remineralizante por su aporte de vitaminas A, C y del grupo B y minerales como el calcio, magnesio, hierro, potasio y zinc y muy rico en ácidos grasos como el omega 3, omega 6 y omega 9.


Escribe un comentario