Ejercicios de relajación para dormir mejor

Hombre durmiendo

Los ejercicios de relajación se pueden aplicar para favorecer el adormecimiento y dormir mejor durante la noche, pero también en otros momentos del día, cuando es necesario hacer frente a ciertas situaciones. Este tipo de ejercicios aporta muchos beneficios. Son perfectos para:

  • Liberar la tensión,
  • combatir el estrés y la ansiedad,
  • controlar mejor la respiración durante una crisis de hiperventilación,
  • dormir mejor con un sueño profundo,
  • mejorar la capacidad para dormirse por la noche,
  • incrementar la confianza en uno mismo,
  • mejorar la oxigenación de la sangre,
  • equilibrar la tensión arterial,
  • mejorar las capacidades de concentración.

Los ejercicios de relajación son cada vez más eficaces con la práctica, pero es particularmente importante hacer estos ejercicios en un lugar tranquilo, en un entorno adaptado para crear bienestar físico y mental.

Las técnicas de relajación muscular son, además de ejercicios que se focalizan en la respiración, ejercicios eficaces para distender el conjunto del cuerpo, y por lo tanto facilitar el adormecimiento. También son interesantes para mejorar la circulación sanguínea en las partes del cuerpo que se ejercitan.

Los pies y las piernas

Para este primer ejercicio conviene presionar con los talones la cama, en dirección hacia el suelo, y sentir cómo los glúteos y la parte trasera de las piernas está estirada. Después, se llevan los dedos de los pies hacia uno atrás para trabajar los gemelos. A continuación se giran los tobillos hasta que se sienta que se ha liberado toda la tensión en esta parte del cuerpo.

Los hombros

Para relajar los hombros, basta con levantar los hombros hacia la cabeza inspirando. Se mantiene esta posición algunos segundos, y luego se relajan los hombros expirando.

Las manos y los brazos

Primeramente, hay que cerrar y apretar fuertemente los puños. Lo mejor es proceder con un brazo, y luego con el otro, mientras que se respira tranquilamente para relajarse.

El cuello y la cabeza

Para el ejercicio siguiente, hay que levantar la parte superior del cuerpo. Primeramente, se gira la cabeza lentamente de izquierda a derecha, y se realizan movimientos circulares con el cuello. Luego, se deja caer la cabeza hacia delante, tocando el pecho con el mentón y respirando profundamente 5 veces.


Escribe un comentario