Ideas para desayunar antes de hacer ejercicio

Pareja practica el running

Practicar ejercicio de forma habitual (pongamos al menos tres veces por semana) es un hábito con grandes beneficios para mente y cuerpo sea cual sea el momento del día en que decidamos practicarlo: mañana, tarde o noche.

Sin embargo, son mayoría los que prefieren hacerlo por la mañana, sobre todo por motivos laborales, pero también porque el ejercicio es una de las mejores forma de empezar una jornada. Después habrá pocos retos mentales o físicos que no nos veamos capaces de superar.

Pero para llevar a cabo una buena sesión de ejercicio matutina, primero hay que alimentarse bien. Desde este punto de vista, debemos optar por carbohidratos con bajo índice glucémico que nos aporten energía y alimentos ricos en proteínas para almacenarla.

  1. Tortilla de claras de huevo con espinacas, tostada de pan integral y un vaso de leche de soja
  2. Batido de proteínas con leche de soja, frutas con alto índice glucémico (mango, melocotón o piña) y semillas de lino
  3. Yogur griego, plátano, nueces, manzana y miel

Sobre estas líneas ofrecemos tres opciones para el desayuno de antes del ejercicio. Nuestra favorita es la primera (porque nos parece la más completa en grupos de alimentos y sabores), pero las tres son perfectamente válidas.


Escribe un comentario