0

Efectos de la sal en el organismo

42 thumb Efectos de la sal en el organismo

El sodio como un electrolito conduce la electricidad cada vez que se disuelve en agua y forma parte de los procesos orgánicos más importantes a nivel celular, por ello el cuerpo lo necesita para funcionar correctamente.

Así como también el cloruro que se encuentra de forma natural y abundante en la sangre y los fluidos corporales, fuera de las células, pero es el sodio el que interviene para que se lleve a cabo la función apropiada del corazón, que se encontrará afectada cuando este mineral se desequilibre aumentando o disminuyendo la frecuencia cardíaca.

El sodio juega un papel fundamental en la regulación del volumen sanguíneo, el balance de agua y la presión arterial, así como también ayuda a la digestión, favoreciendo la producción del ácido clorhídrico y facilita la absorción de cloruro, aminoácidos, glucosa y agua. Pero más importante aún es su función como componente clave del sistema energético que afecta a todas las células, ya que les proporciona la carga eléctrica que requieren para funcionar de manera óptima.

Esto es particularmente importante para las células nerviosas y musculares, incluyendo las células del músculo cardíaco, determinándose como niveles normales en sangre el rango de 135 a 145 miliequivalentes por litro, o mEq / L. Según los Institutos Nacionales de Salud, un valor inferior a 135 mEq / L reflejaría un condición llamada “hiponatremia”.

La hiponatremia se considera grave cuando sodio en la sangre cae por debajo de 125 mEq / L y en contraste, los valores por encima de 145 mEq / L definen la “hipernatremia” o exceso de sodio en la sangre.

La Frecuencia Cardiaca

Para un adulto la frecuencia cardiaca en reposo oscila normalmente entre 60 y 100 latidos por minuto, aunque esto varia en un atleta bien entrenado, cuya frecuencia cardiaca en reposo de 40 a 60 ppm.

Efectos del exceso de sodio en sangre

Cada vez que los sensores del corazón, los vasos sanguíneos y los riñones detectan altos niveles de sodio en la sangre, el cuerpo aumenta su tasa de excreción de sodio, para regularlo a través del el agua de sus células, por lo cual la hipernatremia suele ser un resultado de la deshidratación, teniendo como efecto una frecuencia cardíaca acelerada o taquicardia.

La hipernatremia grave también puede elevar su presión arterial y causar dificultades respiratorias, convulsiones, coma e incluso la muerte.


Escribe un comentario