Dos sofisticadas formas de sacar partido al jengibre en la cocina

Jengibre

El jengibre es un alimento excelente en cualquier momento del año, pero ahora que estamos en plena temporada de gripe y resfriados añadirlo a nuestros platos puede marcar la diferencia. Y es que, como sabrás, este tubérculo estimula el sistema inmunológico además de facilitar la digestión.

Existen muchas maneras de sacar partido al jengibre en la cocina. Las más conocidas son los batidos, las ensaladas y las galletas, aunque también se pueden hacer cosas muchos más sofisticadas, como las que te explicamos a continuación:

Switchel de zanahoria y jengibre para dos personas. Para preparar esta tonificante bebida, que puedes utilizar como primer plato durante la cena, necesitarás 6 zanahorias, un trozo bien grande de jengibre, 1/4 de taza de vinagre de manzana y un limón (sin piel). Licúa la zanahoria, el jengibre y el limón y después añade el vinagre de manzana. Puedes bebértelo a temperatura ambiente o enfriarlo en el refrigerador. Tú decides.

Sopa de albóndigas basmati con jengibre. En este caso, necesitarás 6 tazas de caldo de pollo (mejor si es casero, aunque el de cartón también nos sirve si es bajo en sodio), 1/2 kg de carne picada de pollo, 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado, 1 diente de ajo (picado muy fino), 1/4 de taza de espinacas frescas, 1/2 cucharadita de sal, 1/4 de cucharadita de pimienta, 1 huevo batido, 1/3 taza de arroz basmati crudo.

Comienza a elaborar esta nutritiva sopa para seis personas calentando el caldo de pollo en una olla hasta que empiece a hervir. Después baja el fuego y deja que siga cocinándose a fuego lento. Ahora mezcla el pollo, el jengibre, el ajo, las espinacas, la sal, la pimienta, el huevo y el arroz en un bol hasta obtener una masa de la que se puedan sacar albóndigas. Haz bolitas de unos 2,5 cm y añádelas con cuidado al caldo caliente. Tapa la olla y deja cocinar hasta que el pollo y el arroz estén bien cocidos, lo que necesitará alrededor de 15 minutos.


Escribe un comentario