Dos hierbas científicamente saludables; Ajo y Espino

03

Las hierbas medicinales han tratado los males de los hombres desde sus orígenes y aun hoy lo siguen haciendo, ya que la ciencia ha comenzado a avalar sus beneficios naturales sobre la salud, como es el caso del Ajo y el Espino.

Pocas personas son conscientes de la multitud de estudios científicos realizados sobre las plantas, ya que la medicina occidental se basa en la química, para sintetizar los principios activos de las especies vegetales, llevando a cabo sus tratamientos desde esta síntesis que se traducen en los medicamentos que conocemos, aquí les brindamos dos plantas sobre las cuales se han llevado a cabo gran número de estudios que definen su eficacia para la salud en estado natural y son:

  • Ajo

"Si tuviéramos que diseñar un fármaco con propiedades perfectas de acuerdo a lo que sabemos sobre la enfermedad cardíaca y factores de riesgo asociados, no hemos podido mejorar aun la eficacia del ajo", dice Amanda McQuade Crawford, herborista y director del Centro de la fitoterapia en Ojai Ojai, California. El uso regular de ajo se asocia con la prevención de las enfermedades cardiovasculares, ya que aumenta los niveles de colesterol bueno o protector HDL (lipoproteínas de alta densidad), disminuyendo el colesterol malo o LDL (lipoproteínas de baja densidad), así como también reduce las grasas en sangre o triglicéridos.

El ajo posee la capacidad de disminuir la presión arterial alta o hipertensión, además de ayudar en la prevención del cáncer, porque es capaz de estimular el aumento de glutatión transferasa, una enzima del hígado conocida por su capacidad para desintoxicar el organismo de sustancias cancerígenas, dijo la especialista.

En China, los investigadores encontraron que el cáncer gástrico podía reducirse con la ingesta de ajo y otros investigadores han observado la estimulación de las células T en pacientes con sida, además de haber demostrado que lucha contra varios microorganismos como bacterias resistentes a los antibióticos, el ajo es conocido por ser un poderoso anti fúngico y antiviral natural.

  • Espino

Las bayas de este arbusto son las mejores amigas del corazón, por que ayudan al bombeo mediante la apertura de las arterias coronarias que alimentan el músculo cardíaco, pero también puede regular el ritmo cardíaco cuando se acelera y fortalecer al órgano ante una insuficiencia. Hawthorn plantea que por lo general el Espino disminuye la presión arterial alta, especialmente un aumento de la diastólica y beneficia la presión sanguínea baja, tratando las arritmias (ritmo cardíaco irregular), cuando el musculo cardiaco esta débil.

Consejo saludable: las hierbas medicinales son eficaces y los estudios actuales lo demuestran cada vez más, pero siempre debemos tener en cuenta que deben ser recetadas por un profesional, ya que “lo natural no es sinónimo de inocuo”.

Imagen: Flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario